La posibilidad de crear un riñón artificial que pudiera ser implantado, supondría un gran avance y la capacidad de evitar la hemodiálisis en los pacientes con enfermedad renal.

El “Proyecto Riñón” encabezado por Shuvo Roy, profesor de bioingeniería y ciencias terapéuticas de la Universidad de California y William H. Fissell profesor asociado de medicina de la Universidad de Vanderbilt, ha revolucionado el futuro de estas enfermedades renales.

Se trata de un proyecto que lleva varios años en desarrollo y actualmente se encuentra en las últimas fases. El sistema es un dispositivo de bioingeniería y nanotecnológica que combina un hemofiltro de silicio de alta eficiencia y un biorreactor de células vivas del túbulo renal, elementos electrónicos y orgánicos que le confieren una función muy similar al del órgano humano.

Este dispositivo ha tenido un 100% de efectividad en humanos en la fase de pruebas que se encuentra actualmente y su creación ha revolucionado el mundo de la medicina, aunque siguen existiendo retos a lo que se enfrenta esta tecnología como como la coagulación de la sangre dentro del dispositivo.

En tales dispositivos, las plaquetas sanguíneas tienen una tendencia natural a coagularse, causando un mal funcionamiento del mismo. Ante lo cual los investigadores están planteando el beneficio-riesgo de suministrar tratamientos anticoagulantes a los pacientes que pudiera disolver los trombos.

En cualquier caso si este dispositivo llegara a poder implantarse con total seguridad supondría un avance muy importante para las personas con enfermedades renales, ya que evitaría el tener que someterse a sesiones de hemodiálisis.

famma.org

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar
Redimensionar imagen
Share This