Francisco J. Cebrián Córdoba | Técnico Superior en Integración Social

Cuando mencionamos el cuarto poder: no es un poder sobrenatural, ni el poder de un superhéroe, es llanamente el poder que ejercen los medios de comunicación sobre la sociedad. Con este imperio hay medios que son suficientes para hacer llegar la verdad de las personas y a veces, o bien por error o intencionalidad, distorsionar esa realidad.

Cuando algo no es mencionado en los medios de información y comunicación, dado a la facilidad que esta sociedad dispone a conceptuar solo lo que ven en sus pantallas de los móviles, ordenadores o televisores, eso que se visiona es válido, es real; el resto es invisible.

Por esto el cómo manejemos ese cuarto poder puede ser fundamental para visibilizar la realidad social de la nuestra comunidad.

Y es que, si nos basamos en el colectivo de personas con discapacidad, la ignorancia de la realidad, nos hace invisibles y nos deja al margen de la inclusión de la propia sociedad dominante y por ente nos aleja de ser ciudadanos de pleno derecho. Solo por no aflorar en los medios de comunicación. Escueta ecuación la que se da; no comunicación, no real.

Por ello el que existan o nazcan medios dedicados al colectivo de las personas con discapacidad es beneficioso para que se visualice nuestra realidad. Que la sociedad nos haga evidentes es parte del camino y deber de estos medios. Claramente, no todo lo que decimos o hacemos, es efectivo para una sociedad cada día más adiestrada a juzgar temas de actualidad de color amarillo. Con solo ojear lo que se les pone ya escrito, para que no se piense o cuestionen maniobras que no son favorables a ciertos sectores sociales, ya nos hacemos jueces.

Lo cierto y fijo (como decía mi abuelo), es que visibilizar cada reivindicación, propuesta o incluso solución a los problemas que conciernen a quienes padecen una discapacidad, es dar más brillo y contraste a una imagen que muestra la realidad de las barreras que debemos romper para que se nos considere ciudadanos y ciudadanas.

Hoy se nos facilita una pequeña voz con esta columna, para decir: “Necesitamos de vosotros y vosotras para hacernos visibles, y necesitamos que hagas llegar nuestras voces a cada rincón”. Así que, cada noticia que leas o veas en cualquier medio, que difunda nuestra realidad, por favor, hazla visible y propaga… hasta que quienes deben de escuchar o leerla para dar solución se haga eco de ella.

Entre todos y todas podemos hacer visible lo invisible, el cuarto poder está en nuestras manos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar
Redimensionar imagen
Share This