garcia_ferrer_saluda_a_un_residente_en_hogar_2000El consejero de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, ha anunciado hoy una nueva línea de ayudas a la rehabilitación y adaptación de viviendas para los dependientes de la región, que tendrán un máximo por persona de 3.600 euros anuales.

Echániz ha realizado este anuncio durante la presentación de la campaña #TodosSumanCLM, una iniciativa social en la que participan personas con discapacidad para acercar este colectivo y su capacidad de superación de este colectivo.

“Hemos encontrado unas necesidades importantes en algunas de las personas con discapacidad moderada que tiene que hacer frente a gastos muy importantes, muchas veces sin tener los recursos necesarios, porque las circunstancias de la casa no permiten una movilidad acorde a sus necesidades y se nos ocurrió que un posibilidad de ayudarles sería financiar una parte importante de esta obras para mejorar su calidad de vida”, ha explicado.

La eliminación de una bañera, agrandar el ancho de las puertas o elevar los techos son algunas de las obras que contemplan estas líneas y que podrán ser solicitadas por todos los dependientes registrados y con previa evaluación de su grado en Castilla-La Mancha.

Posteriormente, los servicios sociales valorarán in situ la necesidad de estas obras para poder dar luz verde y conceder la ayuda.

Echániz ha señalado que el servicio consultivo de discapacitados de Castilla-La Mancha ya ha dado el visto bueno a esta medida y el “Gobierno regional ha reservado una partida de 15 millones de euros para esta medida y otras similares que pondrán en marcha en 2015″.