Desde el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) en Castilla-la Mancha valoran el incremento en las contrataciones a personas con discapacidad que ha experimentando un incremento del 7 % en la región. En 2014 se firmaron 3.839 contratos y en 2015 han sido 4.096. Pero solo la cuarta parte ha sido en la empresa privada.

José Antonio Romero, gerente de CERMI Castilla-La Mancha incide en que “la iniciativa sigue estando en los Centros Especiales de Empleo, con la obligatoriedad de contratar hasta un 70 % de discapacitados, centros como la red Ilunion de la Once, Asprona o Down Toledo”. En estos centros se han firmado 3.001 contratos del total de 2015. “El empleo protegido es importante y necesario, hay que seguir apostando por él, pero hay que tender a favorecer la contratación de discapacitados en la empresa privada”, añade Romero. “Hay que poner los mecanismos necesarios contando con la administración regional, como se está haciendo con el Plan Extraordinario por el Empleo de Castilla-la Mancha”.

Además, desde el CERMI han llamado la atención sobre el tipo de contratos que se están haciendo. “Como en el empleo ordinario, prima la temporalidad entre los discapacitados contratados”, aseguran.