.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha tomado conocimiento de la Orden de la Consejería de Empleo y Economía, por la que se aprueba la convocatoria para el ejercicio 2015 de las ayudas establecidas en el Decreto 39/2013, que regula los incentivos destinados a fomentar la contratación de las personas con discapacidad en el mercado ordinario de trabajo de Castilla-La Mancha.

Según ha detallado el portavoz del Ejecutivo regional en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el objetivo de estas ayudas es contribuir en la generación de empleo y cambiar la tendencia negativa existente en este tipo de contrataciones de personas con discapacidad.

Esta orden de ayudas asciende a un importe máximo 700.000 euros, y los beneficiarios de las mismas son las empresas, sociedades laborales o cooperativas que incorporen trabajadores como socios trabajadores o de trabajo en el régimen de Seguridad Social propio o de los trabajadores por cuenta ajena, así como las entidades sin ánimo de lucro que realicen contrataciones de trabajadores con discapacidad con las condiciones establecidas en el Decreto anteriormente citado.

Se establecen, por un lado, ayudas para la contratación indefinida y la transformación de contratos de personas con discapacidad, de 3.907 euros por cada contrato celebrado a tiempo completo, pudiéndose incrementar con ayudas adicionales que pueden alcanzar hasta los 2.200 euros.

Y, por otra parte, las ayudas para la adaptación a puestos de trabajo de personas con discapacidad supondrán un máximo de 901,52 euros por contrato.