La cifra supone un aumento del 15% respecto a un año antes, según el INE.
La tasa de paro del colectivo supera el 33%.
La mayoría de los trabajadores con discapacidad son asalariados, con contrato indefinido y a jornada completa en el sector servicios.
El 4,8% de la población española de 16 a 64 años, es decir 1,45 millones de ciudadanos en edad activa, tenían certificado de discapacidad en 2012, lo que supone un aumento del 15% respecto a un año antes. Del total de personas con discapacidad reconocida (1,45 millones), el 36,6% estaba trabajando, lo que indica que su tasa de actividad es 40 puntos inferior a la de la población sin discapacidad, que se sitúa en el 77%, según explica el Instituto Nacional de Estadística (INE) en la encuesta.
68962-620-282El empleo de las personas con discapacidad. Casi nueve de cada diez ocupados con discapacidad son asalariados La tasa de paro de este colectivo es del 33,1%, 8,1 puntos superior a la de la población sin discapacidad; mientras que la de empleo es del 24,5%. La misma encuesta refleja que el 88% de los ocupados con discapacidad son asalariados y, de éstos, el 78,3% tiene contrato indefinido. Además, uno de cada cuatro que trabaja en centros ordinarios cuenta con alguna deducción en las contribuciones a la Seguridad Social y también uno de cada cuatro tiene un contrato específico de discapacidad.
En la población activa con discapacidad se observa mayor porcentaje de hombres, especialmente del grupo de 45 a 64 años, y menos peso de personas con estudios superiores que en el resto de la población. Esto último puede determinar alguna diferencia en la situación laboral, especialmente en la tasa de paro, entre ambas poblaciones, explica el INE.
Aumenta el paro, especialmente en 2012.
En cuanto a las ramas de actividad, los ocupados con discapacidad tienen más representación en las relacionadas con la sanidad, los servicios sociales, las administrativas, servicios auxiliares, la administración pública o las industrias extractivas y manufactureras, entre otras. En la población con discapacidad en paro hay, respecto a los parados sin discapacidad, mayor porcentaje de hombres y de personas de 25 y más años, así como menor representación de personas con estudios superiores y mayor con estudios primarios. En 2012 el paro aumentó en mayor medida para el colectivo de personas con discapacidad Desde el punto de vista del mercado de trabajo, lo más destacable del colectivo de personas con discapacidad es, según Estadística, su baja participación, con 531.600 personas activas y una tasa de actividad del 36,6%, 40 puntos inferior a la del resto de la población (77 %). Esta tasa, añade, apenas ha variado entre 2009 y 2012.
El pasado año, el número de personas con discapacidad ocupadas era de 355.500 y la tasa de empleo del 24,5%, 30 puntos inferior a la de las personas sin discapacidad.
La evolución a lo largo del periodo 2009-2012 muestra un aumento de la tasa de paro, más notorio en el último año y superior a la de las personas sin discapacidad. Respecto a las diferencias por sexo, el pasado año había 207.000 hombres con discapacidad ocupados (el 58,2 % del total de ocupados con discapacidad), frente a 148.500 mujeres (41,8 %). En 2012 el paro aumentó en mayor medida para el colectivo de personas con discapacidad que para el resto.
Estadística también explica que la edad repercute considerablemente en la brecha de participación existente en el mercado de trabajo entre la población de personas con discapacidad y el resto, que se manifiesta en una mayor incidencia del desempleo sobre la población más joven y de la inactividad en el grupo de mayor edad. La participación laboral está muy determinada por el tipo e intensidad de la discapacidad El INE señala que la participación laboral está muy determinada por el tipo e intensidad de la discapacidad y que a medida que aumenta el grado de discapacidad la tasa de actividad disminuye. Respecto al perfil laboral, la mayoría de los trabajadores con discapacidad son asalariados, tienen contrato indefinido, jornada completa y desempeñan su actividad en el sector servicios. Así, el 88% de las personas con discapacidad que trabajó en 2012 lo hizo como asalariado (5,3 puntos más que las personas sin discapacidad) y el 78,3% tenía contrato indefinido (2 puntos más): mientras que el 82,4 % trabajaba a jornada completa (3 puntos menos). Otro de los datos que apunta el INE es que, de cada cien personas con discapacidad en edad laboral, nueve percibieron una prestación en el año 2012.