Caminar con exoesqueleto en tobillos

Investigadores de EE.UU. crean exoesqueletos a gusto del paciente, que se adaptan a las necesidades y características del usario y facilitan los movimientos y la rehabilitación.

Los exoesqueletos pueden ayudar a las personas a coger más peso o gastar menos energía durante la rehabilitación. Sin embargo, debido a que cada persona tiene movimientos naturales únicos, el exoesqueleto de talla única no parece ser la mejor solución. Así lo demuestra el innovador equipo de Juanjuan Zhang de la Universidad Carnegie Mellon en EE.UU., a través de un exoesqueleto que mide el gasto de energía durante la marcha de un individuo y que permite cambiar sutilmente su patrón mediante el soporte de movimientos de tobillo en cuatro áreas.

Los investigadores sometieron a los voluntarios a una hora de caminata y el sistema identificó patrones de apoyo que permitían ayudar a la persona a gastar menor cantidad de energía. Con el exoesqueleto en un solo tobillo, los voluntarios experimentaron una reducción del 24% en el gasto de energía mientras caminaban; sin embargo, con el exoesqueleto optimizado en ambos tobillos se consiguió una reducción del 33% en el gasto energético. Además, los voluntarios que participaron posteriormente en rondas para caminar con el exoesqueleto optimizado experimentaron nuevas disminuciones en el gasto energético, lo que sugiere una mayor optimización del sistema.

http://famma.org