Agentes de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria, han tramitado el procedimiento sancionador a un conductor que utilizaba una tarjeta de Personas con Movilidad Reducida de una mujer que falleció en octubre de 2016.

Los agentes descubrieron este hecho el pasado día 28 de abril, cuando un radio patrulla de la Policía Local comprobaba la situación de varios vehículos estacionados en zona reservada para personas con movilidad reducida, según informó la Policía Local en nota de prensa. Posteriormente, uno de los agentes observó como en el interior de uno de los vehículos, un conductor, identificado posteriormente como J.C.M., guardaba lo que parecía ser una tarjeta P.M.R., por lo que le solicitaron la misma y el resto de la documentación del vehículo para comprobar si estaba todo en regla.

Sin embargo, los agentes observaron que la tarjeta figuraba a nombre de una mujer, por lo que tras realizar las averiguaciones pertinentes a través de la Dirección General de Políticas Sociales, comprobando que la titular había fallecido en octubre pasado. Además, el mismo conductor terminó confesando que la tarjeta pertenecía a una señora que cuidaba y que había solicitado esa misma mañana una nueva tarjeta a nombre de otra persona de avanzada edad. Por todo ello, los agentes procedieron a denunciar al conductor poseedor de la tarjeta y dieron conocimiento a la Autoridad Judicial por la comisión de un presunto delito de falsedad documental.

http://famma.org