El objetivo de esta iniciativa es profesionalizar los centros especiales de empleo de la región a través de la optimización de sus recursos, el aumento de su competitividad y el fomento del emprendimiento hacia otras oportunidades de negocio

El Gobierno de Castilla-La Mancha e Iberdrola han lanzado el programa ‘+Implicados’, una iniciativa piloto que se desarrolla en la región.

El objetivo es profesionalizar los centros especiales de empleo de Castilla-La Mancha a través de la optimización de sus recursos, el aumento de su competitividad y el fomento del emprendimiento hacia otras oportunidades de negocio, según ha informado la Junta en nota de prensa.

El viceconsejero de Empleo y Relaciones Laborales de Castilla-La Mancha, Francisco Rueda, ha agradecido a Iberdrola, en el acto inaugural celebrado en Alcázar de San Juan, el ofrecimiento al Gobierno regional de este proyecto de colaboración con el que se “va mejorar la capacitación, la capacidad de gestión, de planificación, de toma de decisiones y puesta en común de los centros espaciales de empleo”.

Rueda ha recordado que el Gobierno de Emiliano García-Page mantiene una línea de ayudas de más de 18 millones de euros que, sumada a colaboraciones como la de Iberdrola, permitirá a los centros especiales de Empleo que “mejoren su capacidad de crear puestos de trabajo sostenibles, económicamente viables y con impacto real en la sociedad”.

Por su parte el delegado de Iberdrola en esta comunidad, Venancio Rubio, destacaba que el éxito de este proyecto pionero en Castilla-La Mancha, depende que se pueda exportar a otras comunidades autónomas o realizar una segunda parte del programa.

Rubio ha destacado la participación de Consejería de Economía, Empresas y Empelo encargada de la preselección de los participantes con los que se persigue dar un paso más en el trabajo que desarrollan los Centros Especiales de Empleo, y que pasa por “cualificar a nivel directivo para que sean ellos los que den el paso hacia los nuevos modelos”.

De los centros especiales de empleo participantes en ‘+ Implicados’, se seleccionarán dos de ellos para que se desarrollen y financiarlos en parte o su integridad. ‘+Implicados’ finalizará el septiembre de 2017 y está dotado con 170.000 euros aportados por Iberdrola.

Castilla-La Mancha cuenta con 97 centros especiales de empleo que dan empleo a 3000 personas que suponen el 84% de las personas con discapacidad que tienen empleo en la región, y por tanto, “la gran oferta de integración, contratación y empleo de estas personas”, ha apuntado el vice consejero de Economía, Empresas y Empleo.

‘+ IMPLICADOS’

Esta edición piloto del proyecto, que incluye un completo programa formativo, va dirigida a distintos centros especiales de empleo de Castilla-La Mancha. Además de formar a los profesionales de estas empresas, se espera mejorar su eficiencia y capacidad productiva, así como generar nuevas oportunidades de negocio. Para ello, se afianzará su integración en el tejido empresarial de la región y entre los proveedores de Iberdrola.

Este programa tiene objetivos en común con la iniciativa Implica2, que se desarrolló entre los años 2005 y 2010, y que suponía incrementar la rentabilidad de las empresas que se dedican a crear empleo entre el colectivo de personas con discapacidad, para que, de esa forma, esas compañías fuesen competitivas y pudieran presentar ofertas de trabajo de calidad a dicho colectivo.

En esta segunda edición se enfatiza, además, la necesidad de propiciar espacios de relación empresarial y vínculos mercantiles y de posicionar a los centros especiales de empleo en el tejido empresarial regional.