La Consejería de Bienestar Social de CLM ha felicitado a la Fundación Perro Guía de la ONCE por su trabajo recordando que es objetivo del Gobierno regional promover la integración sociolaboral y la autonomía de las personas con discapacidad

La consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Aurelia Sánchez, ha anunciado la intención del Gobierno regional de desarrollar, en colaboración con la Organización Nacional de Ciegos de España (ONCE), una normativa en materia de perros de asistencia para personas con discapacidad visual.

Sánchez, que ha hecho este anuncio durante su visita a la exposición de la Fundación Perro Guía de la ONCE instalada en Toledo y que muestra la labor y el adiestramiento de estos animales, ha señalado que realizar esta norma supondrá “un paso adelante” para “cubrir las necesidades” de las personas con esta discapacidad.

La consejera ha señalado que el Ejecutivo autonómico “comparte la visión de tener como objetivo la integración más completa posible” en los aspectos sociales, laborales y de autonomía de estas personas.

En este sentido, ha recordado que en la región “se aprobó una ley de garantía de las personas con discapacidad, centrada en la defensa de sus derechos”, reiterando que ahora “se quiere proceder al desarrollo reglamentado de los animales de compañía”.

“Los perros guía son una extensión de la propia persona y mejoran su autonomía física y su relación con el entorno”, ha añadido la responsable de Bienestar Social.

TRABAJO “ESPECÍFICO” DE ADIESTRAMIENTO

Por su parte, el delegado territorial de la ONCE en Castilla-La Mancha, Carlos Javier Hernández, ha explicado que en la región están trabajando una veintena de perros guía y ha afirmado que la Fundación Perro Guía dedica a estos animales “muchos meses de un trabajo muy específico”.

Hernández ha comentado que “se tiene la visión idílica de que el perro lleva a todos sitios”, explicando que ayuda a superar obstáculos, cruces o puertas pero “no es un taxi”.

Sin embargo, ha hecho hincapié en que los perros guía suponen para las personas ciegas “una alternativa a su movilidad” y les dan “rapidez, agilidad y sobre todo seguridad”.

Asimismo, ha agradecido la “confianza” que los ciudadanos demuestran “cada vez que compran uno de los productos de juego de la ONCE”, afirmando que con ello colaboran a la “labor social” de esta organización.