La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, se ha reunido con los representantes de la Asociación de Personas con Discapacidad Intelectual Ligera o Límite

aaaaaaaaaa

En Castilla-La Mancha hay unas 130.000 personas con una discapacidad diagnosticada de, al menos el 33 por ciento, y de ellos unos 3.200 están valorados con una discapacidad intelectual ligera o límite, según ha detallado la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, durante la reunión que ha mantenido con responsables de ACMIL (Asociación castellano-manchega de Personas con Discapacidad Intelectual Ligera o Límite) en Albacete.

“Estas personas son la que hay valoradas, pero en muchas ocasiones este número está por debajo de la realidad”, ha señalado Sánchez, porque no acuden a los centros de referencia y son las familias la que “intentan paliar todas esas dificultades”.

En este sentido, la consejera ha afirmado que se trata de unas personas que tienen una discapacidad “invisible” que, si bien es en la infancia cuando “se detectan dificultades escolares”, es en la adolescencia cuando se ponen de manifiesto también problemas “relacionales y laborales porque su inteligencia es límite o ligera”, ha añadido Aurelia Sánchez.

Precisamente, una de las principales reivindicaciones que ha realizado la presidenta de ACMIL, Susana Regodón, a la consejera de Bienestar Social es “más apoyo” en la incorporación al mercado laboral de las personas que tienen diagnosticada este tipo de discapacidad porque, como ha señalado, “cuando llegan lo tienen mucho más difícil porque necesitan un empleo con apoyo y por eso para nosotros es uno de los temas más importante en los que debemos empezar a trabajar”.

En estos momentos, ACMIL cuenta con 82 socios pero su intención es expandirse en los próximos meses por el resto de la región, llegando a todas las provincias ya que en estos momentos tienen su sede en Albacete.

Y en esto, ha dicho la consejera de Bienestar Social, contarán con su apoyo porque hacen una labor muy “innovadora”, ya que “hay muy pocas asociaciones de esta índole en España realizando un trabajo tan especializado a través de logopedas, psicólogos, educadores y trabajadores sociales”, ha finalizado Aurelia Sánchez.

ACMIL ha recibido en este 2016 una subvención del Gobierno regional de 17.000 euros.

clm24.es